BeautyNins

¿Cómo vestir a un recién nacido si hace frío? Consejos y trucos

Poco a poco nos vamos despidiendo del verano y con la llegada del otoño comienzan esos días en los que la duda de que ponernos invade nuestra mente. Más aún si al que tenemos que vestir adecuadamente es a nuestro pequeño recién nacido.


Y es que precisamente en los tiempos que corren, queremos evitar a toda costa posibles gripes o resfriados. Por ello saber vestir a tu bebé recién nacido en época de invierno o días fríos es fundamental ya seáis unos papás primerizos o unos auténticos expertos en cuidar hijos.

Sigue leyendo para descubrir los mejores consejos para vestir a tu recién nacido.

Salida del hospital

Comencemos desde el principio, y que mejor inicio que el de la llegada al mundo de tu precioso bebé. Su ropa de primera puesta siempre será especial para vosotros y es que se trata de la primera vez que vestiréis a vuestro hijo para salir juntos a la calle. Pero con la llegada del frío no es solo una prenda especial, sino que también es importantísima y por ello tenemos que prestar gran atención a cómo vestir a nuestro bebé en ese momento tan importante.

Algo que has de tener en cuenta es que es la primera vez que tu bebé se enfrenta a la temperatura del exterior, por ello has de prestar atención al clima de esos días. Si hablamos de días cálidos no debemos abrigar en exceso a nuestro bebé, puesto que los fuertes contrastes de temperatura podrían afectar en su sistema inmunológico.

En muchos casos en el mismo hospital te darán algo de ropita para este primer viaje, pero si no es así te recomendamos los bodies de manga corta para temperaturas suaves, o de manga larga en épocas más frías, son siempre una gran opción. Recuerda acompañarlo de unos calcetines, y un paño grueso y suave para evitar resfriados. Además si estamos en invierno o un día especialmente frío, recuerda ponerle un gorro que proteja su cabezita de las bajas temperaturas.

Otros consejos que te damos además de una correcta vestimenta, es llevarle en un portabebés para evitar golpes de aire o bacterias, así como cambiarle el pañal justo antes de iniciar el trayecto, por corto que esté sea. Piensa que su salud es aún muy delicada y todos los cuidados que podamos ofrecerle nunca serán pocos.

Ropa de primera puesta para el frío

Ahora que vuestro bebé y vosotros por fin estáis en casa comienza la verdadera aventura. Aunque estamos seguros de que la emoción y los nervios os han hecho tener la casa llena de ropita para vuestro bebé, sus primeras puestas son muy importantes a la hora de afrontar los primeros paseos invernales.

Ropa para casa

Sin duda vuestro lugar favorito para estar juntos, y es que el hogar es sin duda el sitio indicado para pasar las frías tardes invernales junto a tu bebé. Pero aunque pienses que por estar en casa, la temperatura de tu bebé ya no es una preocupación, estás equivocado.

En sus primeros meses, la ropa para andar por casa o los pijamas son de vital importancia y es que cuanto más cómodo y relajado esté nuestro bebé, más tranquilos estaremos los papas.

Los pijamas de algodón de cuerpo entero, son una de las mejores alternativas. son fáciles de quitar y poner, calentitos para que el peque de la casa pueda gatear tranquilamente por el suelo de toda la casa y encima suele cubrir sus pies, uno de los principales puntos de entrada de los catarros y gripes.


Ropa para la calle

Al igual que un niño, o un adulto, los bebés necesitan su propio fondo de armario que les permita tener un poco de todo para adaptarse a las diferentes situaciones. Días cálidos, fríos, para no salir de casa o sus primeros viajes son momentos que tenemos que prever a la hora de planificar sus primeras vestimentas.

Los conjuntos de algodón o punto, son siempre una gran idea. Son prendas muy cómodas para el bebé y que le protegen del frío. Generalmente suelen venir acompañadas por accesorios como manoplas o guantes que protegerán sus zonas más delicadas del frío.

Los peleles también son una buena alternativa, sobre todo por la comodidad a la hora de quitar y poner este tipo de prendas. Por lo general se trata de prendas que suelen llevar cubierta también la zona de los pies, pero en caso de que no sea así recuerda cubrirlos con un calcetín o patuco. La cabeza, manos y pies son sus zonas más delicadas a la hora de coger posibles enfriamientos y por ello debemos prestar gran atención a ellas. Tener un par de gorritos de punto o algodón, es otra de las cosas esenciales en su primer armario.



Consejos para vestir a tu bebé en invierno

Ahora que cada vez se acerca más el frío, proteger a nuestro bebé de las bajas temperaturas. Pero en Beautynins te damos todos los trucos para que vuestro pequeño esté siempre protegido y a la última moda.

Abrigar la cabeza y los pies

Algo que no podemos olvidar ni dejar pasar por alto en los días de frío, son los puntos débiles de nuestro bebé de cara a poder coger un resfriado. Y si hablamos de cabeza, pies y manos. Estas son especialmente delicadas en nuestros pequeños y es fácil que nos descuidemos a la hora de protegerlas.

Ya sea por un olvido nuestro o porque nuestro bebé es un experto escapista y se consigue quitar todo el rato sus prendas de abrigo, estas zonas suelen quedar a la descubierto. Por ello es importante emplear prendas como gorros que queden bien fijados a la cabeza del bebé, a ser posible con un pequeño lazo que agarre suavemente el gorro a la cabeza.

En el caso de los pies, muchos peleles y piezas de vestir inferiores incluyen el pie. Te recomendamos que está sea tu primera opción siempre que sea posible, ya sea con bodies o leotardos. Si no es posible, utiliza siempre calcetines y zapatos con algún sistema de cierre, para que tu bebé no tenga tan fácil eso de dejar desnudo su pie.

Respecto a las manos, utilizar manoplas unidas al abrigo es siempre una gran idea. Quizá no lograremos que nuestro bebé acabe por quitárselas, pero al menos, si que evitaremos perderlas por el camino.


Elegir los mejores tejidos

La comodidad de tu bebé debe ser una de tus principales preocupaciones. Para ello tenemos que tener en cuenta la importancia de los materiales de las prendas que elegimos para el. Nosotros te recomendamos las siguientes:

  • Algodón: Sin duda nuestro material favorito para bebés. Evitaremos que el sudor se pegue a su piel ya que ayuda a transpirar, y con ello nos aseguramos que no aparezcan rozaduras o irritaciones.
  • Lino: Ideal para dentro de casa o días de temperaturas suaves y altas. Tu bebé se podrá mover muy libremente sin picores ni pequeños roces ya que es un tejido suave, ligero y fresco.
  • Punto: Lo que mas nos gusta de esté material es su flexibilidad, lo que resulta de gran ayuda a la hora de vestir al bebé. Al adaptarse a la forma de su cuerpo también le proporciona calor en los días de frío.

Comprobar la temperatura

Uno de los principales problemas que tenemos a la hora de vestir a nuestro bebé en invierno es que nunca estamos realmente seguros de si está o no bien abrigado, incluso en ocasiones pecamos de previsores y nos excedemos en las prendas de abrigo, cosa que tampoco es nada bueno, y es que los contrastes bruscos de temperatura son los principales causantes de resfriados en nuestros bebés.

Comprueba su cuello y frente para saber si el niño tiene calor o por el contrario deberías abrigarle un poco más. Recuerda que las manos y pies no son siempre los mejores indicadores de a temperatura corporal.

Y por último, piensa que lo que tu sientes probablemente es lo mismo que siente el bebé por lo que si notas frío o calor, asegúrate de que tu bebé se encuentre bien y a una temperatura agradable para él.


Una capa más

Por lo general, recomendamos que el bebé use una prenda más que la que usan los adultos, por lo que acertar con nuestra vestimenta, también es importante de cara a nuestro bebé.

Si el día es tan frío como para ponerte gorro o guantes, puedes optar por los gorros orejeros y las manoplas para tu bebé,las unidas al abrigo son nuestra recomendación, porque sabemos que no siempre vuelven a casa. Recuerda también ponerle ropa o bodies interiores debajo de sus prendas, de está forma aseguramos que nuestro bebé esté siempre calentito.

Si es un bebé muy movido, nuestra recomendación son aquellos que tengan manga corta o incluso tirantes, para que no se sientan demasiado oprimidos a la hora de poder moverse.

Ahora que ya tienes un gran número de consejos de cómo vestir a tu bebé recién nacido ante el frío, solo te queda el último paso. ¡Disfrutar de vuestro primer invierno juntos!


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿En que puedo ayudarte?